Elogio de la madera

María Martínez Ayerza flautas dulces

Silvia Márquez Chulilla clave

 

Elogio de la madera

 

Antonio de Cabezón • Johann Sebastian Bach

Isang Yun • György Ligeti • José María Sánchez-Verdú

 

“Lo bello no es una sustancia en sí, sino un juego de claroscuros producidos por la yuxtaposición de las diferentes sustancias que van conformando el juego sutil de las modulaciones de la sombra”

 

Elogio de la sombra, Januchiro Tanizaki

El canon estético occidental reconoce su belleza en la luz y en la claridad. Todo aquello que se relaciona con lo oscuro y lo opaco recibe de inmediato una connotación negativa. En cambio en la cultura japonesa, la sombra, hija de la combinación perfecta entre luz y oscuridad, es puesta en valor como símbolo de equilibrio – Yin/Yang – tal y como explica Tanizaki en su libro Elogio de la sombra.

 

Este juego con el claroscuro sirve como excusa poética a Silvia Márquez y María Martínez para construir Elogio de la madera: un diálogo entre la flauta de pico y el clave, en el que a partir de la Sonata en Si menor de Johann Sebastian Bach, tomada como espejo sonoro, se yuxtaponen sustancias sonoras de dos épocas diferentes, renacimiento y contemporaneidad, separadas por cinco siglos de diferencia.